• Categorías

  • Nulidad de cuaderno particional por diferencias en la evaluación de los lotes

    Análisis de la sentencia 1816/1998, en la que unos hermanos reclamaron al juez que declarase nulo el cuaderno particional ya que uno de ellos salió beneficiado respecto al resto. En este caso, la herencia consistía en varias fincas. De los cinco hermanos herederos, cuatro de ellos interponen denuncia en el juzgado de primera instancia frente al contador-partidor que realizó el cuaderno particional y contra su otro hermano, al considerar que el reparto no había sido justo al no evaluar correctamente el valor de cada finca, y por no tomar en consideración la herencia de uno de sus tíos que dejaba un testamento en que favorecía a uno de ellos. Además, también se solicitaba al juzgado que el hermano demandado aportase al haber hereditario los frutos de la venta de árboles que había realizado en las fincas que le habían correspondido en el reparto que solicitaron se declarase nulo. Por último, también se pide que la división de una finca hecha en el cuaderno particional se repita de forma que se divida en dos fincas de este a oeste y así que ambas cuenten con salida a la carretera,una de ellas a través de una servidumbre de paso. El Juzgado de Primera Instancia dio la razón a la parte demandante. La sentencia fue revocada en parte por la Audiencia Provincial de Lugo, en lo relativo a la finca, que suprimió la servidumbre y ordenó que se hiciese un camino a la otra finca a cargo del caudal hereditario. El hermano interpuso un recurso de casación ante el Tribunal Supremo por los siguientes motivos: - Primero: Por infracción del artículo 1073 del Código Civil en relación con el artículo 1074, alegando que la sentencia impugnada confunde la acción de nulidad del cuaderno particional con la de rescisión, de modo que los pronunciamientos posteriores sobre éstas son incompatibles, al no ser en parte nulo y en parte válido. Este motivo se desestima ya que según la jurisprudencia se produciría indefensión a la otra parte. - Segundo: Infracción del artículo 1077 del Código Civil, que se desestima por los mismo motivos que el primero y además no se declaró rescisión sino nulidad de la partición. - Tercero: Infracción del artículo 359 del Código Civil por la indefensión que le ha producido no poder reparar los posibles daños según el artículo 1077 del Código Civil, puesto que según alega la sentencia de la Audiencia impuso una rescisión que nadie le había solicitado. Se desestima ya que según jurisprudencia y la propia Sala dice en la demanda se dejó muy claro lo que se solicitaba por lo que sí que hay congruencia entre lo que pidieron los solicitantes y la sentencia. - Cuarto: Violación de la doctrina jurisprudencial contenida en las sentencia de 7 de Enero de 1959, 18 de Noviembre de 1961 y 4 de julio de 1963 porque la parte recurrente no se opuso a la parte de la herencia que favorecía a uno de sus hermanos. Se desestima porque sí que tiene interés ya que en el nuevo cuaderno particional que se solicitó en el Juzgado se tendrá en cuenta. - Quinto: Infracción del artículo 1057 del Código Civil ya que alega que el contador-partidor no ha podido ir al proceso. Se desestima porque las funciones del contador partidor terminan una vez hecho el cuaderno particional. Sexto: Infracción del artículo 1061 del Código Civil según jurisprudencia de las sentencias de 30 de Abril de 1958, 13 de Octubre de 1960, 25 de Febrero de 1969 y 31 de Mayo de 1980 sobre el principio de conservación de la partición, ya que según dice no se ha tenido en cuenta la imparcialidad del contador partidor, por lo que su partición debe presumirse adecuada. Se desestima porque dice la Sala que carece de fundamento dado que han quedado acreditadas las diferencias en los lotes. Séptima: Infracción del artículo 1063 del Código Civil por la condena al recurrente de pagar los frutos producidos en la venta de árboles sin conocer si el saldo es favorable o ha dado pérdida. Se desestima ya que hace tiempo que tiene la finca y se encarga de esos frutos y además en la contestación a la demanda aceptó expresamente lo indicado por el contador dirimente, sin que hubiese impugnado el cuaderno particional. Por todo ello el Tribunal Supremo declaró no haber lugar al recurso de casación.

    Compartir en
  • Herencias internacionales